26 oct. 2013

La Clásica 15km. El test definitivo


  La Behobia está a la vuelta de la esquina y este domingo era la ocasión perfecta para hacer un último test y ver como están las piernas antes de la gran cita del segundo domingo de Noviembre.

  Iba a correr una carrera entera por Donosti por primera vez desde que corría el Cross de Amara Berri cuando aún iba a EGB y, ya sólo este hecho, me motivaba bastante.

El estadio de Anoeta el sábado, preparado para la carrera del domingo


  Correr por las calles por las que tantas veces has andado, pasar a 20 metros de la puerta de casa, que sean tus piernas y no las ruedas del coche las que recorran la ciudad y cruzar el arco de meta en el estadio donde tantas veces te has sentado a ver como eran otros los que corrían (aunque fuera detrás de un balón y maldijeras esas pistas de atletismo que te alejaban de la hierba) tiene algo especial. Y más si lo haces en una prueba creada exactamente para lo que tu pretendes. Una carrera idada para que todos los locos que vamos a correr una de las pruebas más míticas del país veamos si nuestros objetivos son realistas o si tenemos que replantearlos.

6 oct. 2013

II Cursa El Replà

  Hay veces que corres por un lugar por el que ya lo has hecho con anterioridad y las sensaciones no son las mismas. Las cuestas parecen más largas y pronunciadas, no consigues llevar el mismo ritmo, te cansas más...



  Esta sensación seguro que la tuvimos todos los que, tras correr el año pasado en la primera edición de la Cursa El Replà, volvíamos al Pla de Santa María dispuestos a repetir la experiencia.


El arco de salida y meta junto a la iglesia del Pla, al igual que en la primera edición

  En este caso, la sensación estaba más que justificada ya que, aunque el arco de salida y meta se hallaba exactamente en el mismo lugar y la distancia a recorrer entre estos dos momentos  siguiera siendo la misma (13,5 kilómetros), la organización decidió cambiar el recorrido haciéndolo más duro, pero también más bonito y, sobre todo, más divertido.