27 mar. 2013

XIII Mitja Marató de la Calçotada


   24 de Marzo era el día que marqué en mi calendario tras la Behobia-San Sebastián  para atacar el dorsal rojo de la misma, o, lo que es lo mismo, para intentar bajar de 1 hora y 38 minutos, pero como ya os comenté en un post anterior, abandoné este objetivo después de no seguir el plan de entrenamiento que me había planteado.

Ultimos preparativos
   De este modo, me plantaba en la línea de salida de la Mitja Marató de la Calçotada en Valls, tierra de los calçots y los castells, sin tener absolutamente ni idea del tiempo que podía conseguir, tras llevar una temporada corriendo bastante poco y sin gps ni reloj. 

   Mi mejor tiempo en Media Maratón (conseguido el año pasado en esta misma carrera) era de 1:47’46” así que me fijé el objetivo, que consideraba bastante realista, de bajar de una hora y tres cuartos, para lo que intentaría correr a 4:55 el kilómetro, dejándome un margen por si me desfondaba en la parte final.

6 mar. 2013

Cronoescalada Serralada de Marina 2013

   El martes de la semana pasada, 26 de Febrero, empecé a buscar una carrera en la que correr el primer o segundo fin de semana de Marzo para que me sirviera como preparación para la Mitja Marató de la Calçotada, que ya la tenemos a la vuelta de la esquina (24 de Marzo), así que empecé a buscar en Runedia (para quien no conozca esta web, contiene una base de datos de carreras muy completa).

   En un principio la intención era encontrar una carrera de 10 km, pero me llamó la atención una carrera de montaña disputada en Santa Coloma de Gramanet: la Cronoescalada de la Serralada de Marina, organizada por el Club d'Iniciatives Esportives de Santa Coloma; un trail de 13 kilómetros que parte del Complejo Deportivo Torribera, a los pies de la serralada y tras subir hasta lo alto de la misma, vuelve a bajar, acabando en el mismo lugar donde empieza. Al parecer, en ediciones anteriores, el recorrido terminaba arriba, pero se decidió variarlo para facilitar la logística de la misma.

Entrada al Complex  Esportiu Torribera, donde se situaban salida y meta

   Una de las cosas que más me atrajo de la carrera fue que con la inscripción de 18 euros (a priori, muy caro) te regalaban unas pantorrilleras Hoko Safena (cuyo precio es 18 euros) y también incluía una botifarrada después de la carrera. Así que decidí apuntarme.

   El sábado por la tarde me acerqué a por el dorsal y las pantorrilleras y me llevé mis dos primeras sorpresas: la primera fue el chip para la carrera, de la empresa Tracmove, que en lugar de colocarse en las zapatillas, estaba integrado en el dorsal, lo cual resulta cómodo, aunque parece que no es tan efectivo como debería (luego hablaré sobre ello). La segunda sorpresa se produjo al recoger las pantorrilleras, ya que, en lugar del modelo Safena, nos obsequiaron con las Shimai, un modelo de gama superior. Este año me regalaron unas para Reyes y la verdad es que estoy muy contento con ellas con lo que me encantó este cambio. La única pena es no haber podido escoger color.... pero no todo el monte va a ser orégano!