13 nov. 2012

Behobia - San Sebastián 2012. Objetivo conseguido bajo el agua!

San Sebastián, 11 de Noviembre 2012

 Y llegó el momento. El momento de la verdad. El de ver si los entrenamientos darían su fruto. El de los nervios... El momento que estabamos esperando: La Behobia San Sebastián.

A 500 metros de la meta
   El viernes por la mañana poníamos rumbo a Donosti mirando una y otra vez las previsiones del tiempo para el domingo: nubes y claros con chubascos intermitentes y viento en contra. Más nervios en el cuerpo. A pesar de que prefería este tiempo al calor del año pasado, cualquier cosa me servía para ponerme más nervioso... al fin y al cabo, mi objetivo era bajar 12 minutos mi marca de debut del año pasado y cualquier excusa era buena para justificar un posible fracaso!

La feria del corredor en el Velódromo de Anoeta
   El mismo viernes por la tarde nos acercamos a la feria del corredor a recoger el dorsal y la camiseta para evitar la predecible aglomeración del sábado. Este año la feria se trasladaba del Kursaal al Velódromo, lo que considero un gran acierto ya que dispone de más espacio para los stands y un acceso más cómodo. 

  El sábado volvimos para acompañar a mi amigo Kev que llegaba un día después que nosotros y fue en esta segunda visita cuando pude hablar con Jaume Leiva, un crack corriendo y también como persona, quién me comentaba que no llegaba en su mejor momento, pero que intentaría darlo todo para conseguir alzarse con el triunfo. En esta segunda visita también tuve ocasión de conocer en persona a Jose (@jose_kar) y Gavi (@xGaVix) con quienes había compartido la preparación de la carrera vía Twitter.

Jaume Leiva me comentaba, el sábado, que no llegaba en su mejor forma... Vaya crack!
   Con todos los deberes hechos era el momento de descansar para estar a tope el día siguiente.

    Llegó el día. Hora de levantarse, desayunar y empezar con las últimas dudas de vestuario. Desde la ventana se veían nubes y claros y, de momento no llovía, lo que nos daba alguna esperanza que se desvaneció a las 9:30 cuando al encender la tele y poner TeleDonosti veíamos la tromba de agua que caía en Behobia! Iba a tocar mojarse sí o sí.

Preparados para el gran reto
   Llegamos a Behobia justos de tiempo debido a la retención que se había formado en la autopista y no tuve tiempo ni de calentar. Indiqué a Kev donde estaba su grupo de salida y me fui rápidamente hacia la salida donde ya se encontraban los dorsales azules. Me incorporé a uno de los grupos y tras preguntar, me indicaron que era el que salía a las 10:57; mi grupo! Finalmente resultó que había preguntado a alguien que se había equivocado y acabé saliendo a las 11:04, en el siguiente pelotón.

   Cruzamos el arco de salida bajo una lluvia constante que nos acompañaría prácticamente durante todo el recorrido y, a pesar de ir esquivando charcos, los primeros metros me resultaron más cómodos que el año pasado, ya que al no salir en la parte trasera de la carrera no tenía que ir adelantando a tantos corredores.

   No sé si es cosa mía, pero me dio la sensación de que había más público que el año pasado o que animaban con más ganas a pesar de la lluvia y el frío. Y es que eso es lo que hace grande a la Behobia: en un día en que muchos no saldríamos de casa ni para hacer lo que más nos guste, miles de personas salieron a la calle para animar a los más de 21.000 corredores que decidimos tomar la salida.

El agua fue el gran protagonista de la carrera
   Volviendo a la carrera, los kilómetros iban pasando según lo planeado. Mi objetivo de 1:35 suponía tener que correr a 4:45 y, a pesar de empezar un poco más lento en el primero, en seguida conseguí ponerme en mis tiempos cruzando el kilómetro 5 en 23'23". Me sentía bien al llegar al principio de la subida a Gaintxurizketa, único tramo de la carrera donde no llovió, y subí bastante ligero adelantando a bastantes corredores y con algo de miedo pensando si no pagaría el esfuerzo más adelante.

   Ya en los toboganes que nos llevan hasta Lezo la lluvia empezó a caer abundantemente. Crucé el ecuador de la carrera en 47'19", 11 segundos por debajo de mi tiempo y con la cabeza haciendo cálculos y más cálculos. El aguacero iba aumentando y al paso por Lezo era una tromba de agua incesante que me empezó a agarrotar algo las piernas, pero que no amedrentaba al numeroso público que seguía animando a todos los que pasábamos.

   Llegábamos al puerto, el lugar que más temía, y las piernas no iban tan finas como momentos antes. Esto, unido a un pequeño problema técnico con el pantalón, hicieron que el primer kilómetro del puerto lo hiciera al mismo ritmo que había marcado en Gaintxurizketa y que haría, poco después, en Miracruz. Apreté los dientes y mis piernas empezaron a sentirse mejor a medida que la lluvia se suavizaba, pasando el cartel de 15 kilómetros en 1:10'49, con 26 segundos de margen para conseguir mi objetivo. Ver esto me motivó. Tenía 5 kilómetros por delante para exprimirme e intentar conseguir una marca mejor de lo que esperaba.

Encarando los últimos metros con los ánimos de mi "club de fans"
   Empecé la última subida con muchos ánimos y el ir adelantando corredores me daba alguna fuerza extra. Además sabía que a media subida estaba mi hermano y eso siempre te empuja un poco más. Le vi de lejos y le grité que iba "en tiempo" y el me animó, dándome otro pequeño empujón. Parece mentira como algo tan sencillo como alguien conocido dándote ánimos puede afectar tu rendimiento positivamente!!! 

Ya seco, era hora de convertirse en público
   Lo lógico es que, en este momento, mi mente estuviese en coronar Miracruz o en llegar a Gros, o en la Zurriola, o en la meta, pero la verdad es que pensaba en el Kursaal. Allí estaba el resto de mi "club de fans" (mis padres y mi novia) y quería llegar con fuerza. Apreté el ritmo y conseguí marcar un kilómetro a 4'10" (la bajada de miracruz) y el siguiente a 4'23" para plantarme en el arco del último kilómetro mirando el reloj sorprendido por la marca que podía hacer.

   Último esfuerzo. Mil metros para darlo todo. Y así lo hice. Volví a subir el ritmo y pasé por delante de mi familia con la sensación de estar volando (seguro que para el que me viera desde fuera no sería para tanto, pero yo me sentía a tope) para terminar haciendo un parcial de 4'10"!

   Finalmente acabé entrando en meta en 1:33'10", lo que significaba mejorar mi marca en casi 14 minutos y medio y bajar casi dos minutos el objetivo que me había propuesto. OBJETIVO CONSEGUIDO! 

   Recogí mi medalla como si fuera un oro olímpico y tras recibir el avituallamiento y un poncho chubasquero que hizo que no me congelara, me dirigí al Kursaal donde me esperaba mi familia con una sonrisa en la cara... y ropa seca para cambiarme!!!

Kev, a 500 metros de la meta
  Allí cambié mi rol de corredor a público para animar a los corredores que seguían llegando mientras esperábamos la llegada de Kev en su primera Behobia. Pasó a buen ritmo y con cara de ir bastante fresco para terminar en 1:51'15" y muy contento con la experiencia. Como es habitual, dijo que el año que viene repetía!!!

   Y ya duchados y sin quitarnos la medalla del cuello era el momento de disfrutar lo vivido: a la sociedad a comer alubias y comentar cada detalle de la carrera. Todo esto mirando ya de reojo a la Behobia - San Sebastián 2013!

Visita, aquí, una pequeña galería de fotos

Dicen que la cerveza es lo mejor para recuperarse


Alubias isotónicas...

El plan de entrenamiento. En negro lo que tenía que hacer y en verde lo que hice.
  

19 comentarios:

  1. Muy buena crónica y un crono espectacular!!!, bajar 12 minutos tu mejor tiempo me parece toda una heroidicidad y eso significa que has entrenado mucho, mucho mucho porque aqui todos sabemos que las marcas no las regalan en ningún supermercado ,-).
    Veo que tb eres del Team Raidlight ,-) gran marca.
    Voy a seguirte porque me ha gustado mucho tu crónica.
    Un abrazo desde Pamplona

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!!!
    Me alegro que te haya gustado la crónica!

    ResponderEliminar
  3. Magnifico compañero, pusiste el broche de oro a una carrera de oro, la marca es sensacional.. y la recarga después de la carrera de las que hacen época, me alegro que disfrutaras de un buen fin de semana y cumplieras tu objetivo.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por la crónica y sobre todo, por tu tiempo. Mejorar en casi catroce minutos una marca es complicadísimo, zorionak! El año que viene a seguir arañando minutos al crono!
    Saludos,
    Alvaro.

    ResponderEliminar
  5. Felicidades.
    Y como dice Buzz Lightyear hasta el infinito y más alla

    ResponderEliminar
  6. JABATO!!!! A ver si el año que viene me ves llegar a mí, que me ha entrado el gusanillo de nuevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si es verdad... pero con objetivo de marca! Te quiero ver por debajo de 1:45!!! ;P

      Eliminar
  7. Muy buenas!!! Acepto tu invitación y aqui estoy para quedarme. Muy buena marca y muy buena crónica.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena por la marca!!!!!!! Sigue así, que con constancia todo se consigue. El año que viene ya estás por debajo de 1:30, que son palabras mayores. Si quieres te puedo pasar un entrenamiento que les he puesto a dos amigos para bajar de 1:30 (los dos han hecho 1:27).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Supongo que el año que viene seguiré el mismo planning de este año pero cumpliéndolo a rajatabla, que este año lo he usado sólo como referencia!

      Eliminar
  9. Muchas felicidades por el objetivo cumplido Iñaki.
    Vaya carreron que hiciste y mas, con las adversas condiciones metereologicas que habia.
    Me alegro de tu rendimiento.
    A ver si coincidimos en alguna carrera.
    Ahora he colgado mi cronica en mi blog tambien. A ver si te gusta.
    Saludos y No Surrender

    ResponderEliminar
  10. Muy buena crónica! felicidades por el tiempo, te has quedado a las puertas del dorsal rojo para el año que viene, ya tienes objetivo para 2013, seguro que lo consigues!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Intentaré ganarme el dorsal rojo en alguna Media Maratón... ;P

      Eliminar
  11. Me alegro un montón por ti. La verdad es que cuando el sacrificio de tantas semanas tiene esa recompensa, esa sensación permanece durante mucho tiempo. Yo, con mi primera Behobia, me voy súper satisfecho. Mucha gente no creía que podría bajar de 1:35, pero lo hice. Por cierto, el año que viene, a bajar de 1:30. Y espero esta vez sacarte unos segundillos. Ha sido un placer compartir estos días previos a la carrera, llenos de sudor, nervios y perseverancia. Ahora vendrá 2013, año que seguro te sale redondo.
    @jose_kar
    José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Y enhorabuena a ti también! A ver que tal te va el domingo en Tarragona... Ahora el reto es bajar de 1:38 en Media para tener dorsal rojo el año que viene.... ;P

      Eliminar
  12. Enhorabuena por la mejora de marca en la carrera. Te mereces un dorsal rojo

    ResponderEliminar
  13. Muchas felicidades por la carrera y por la crónica. Hace tiempo que me quería pasar por tu blog y aquí estoy. Saludos

    ResponderEliminar
  14. Excelente crónica. Este año hay que otra, aunque sea desde la grada!
    Enhorabuena por el artículo y el blog.
    Carla

    ResponderEliminar