22 abr. 2014

Agur Behobia, agur...

  Echando un vistazo a la cabecera de este blog es fácil adivinar que soy un enamorado de la Behobia-San Sebastián. Antes de que me diera por empezar a correr, mi hermano me insistía en que, siendo de Donosti, tenía que correr la Behobia al menos una vez en la vida y desde que lo hice por primera vez, decidí que, si nada extraño sucedía, estaría cada año en la línea de salida.

  Hoy, con mucha pena, digo todo lo contrario: mucho tienen que cambiar las cosas para que vuelva a cruzar la meta del boulevard.

Si no cambia la cosa esta será la última vez que encaro la línea de meta del boulevard

  El CD Fortuna tiene la enorme suerte de que la gente salga a la calle cada año sin importar el frío, calor, lluvia... para animar a miles de desconocidos y ayudarles a conseguir sus objetivos. Ese aspecto, totalmente ajeno a la organización, es sin duda el gran reclamo de esta fiesta del running. 

  El otro gran atractivo de la carrera es un recorrido que está grabado a fuego en la cabeza de los asiduos a la prueba: Behobia - Irún - Ventas - Gaintxurizketa - Toboganes de Lezo - Travesía del desierto (Puerto de Pasajes) - Miracruz - Zurriola - Boulevard. Un recorrido exigente, variado y que, con ayuda del clima, se puede convertir en épico.
  Estas son las principales razones por la que muchísimos corredores pagábamos sin rechistar demasiado (nadie nos obliga a hacerlo) unos precios de inscripción excesivos, se miren por donde se miren. Personalmente, no defiendo, pero sí que entendía estos precios: es la ley de la oferta y la demanda. ¿Por qué no pedir más si sabes que vas a agotar inscripciones igualmente? Al fin y al cabo, todos somos libres de apuntarnos o no.

  La cosa empezó a "chirriar" cuando, hace dos ediciones, en la revista que se entrega dentro de la bolsa del corredor, se incluyó un desglose de todos los gastos de organización que, curiosamente, coincidía exactamente con el total de las inscripciones realizadas! ¿Alguien se lo creyó? ¿En serio pagan a Adidas (patrocinador oficial) las camisetas de los corredores? Y si es así... ¿Adidas no paga nada por salir en los dorsales, arco de salida y de meta, feria del corredor, vallas....? ¿Los stands de la feria no pagan por estar ahí? Etc, etc.
La necesidad imperiosa de justificarse, ponía más aún en evidencia los precios abusivos de la carrera (en 2013 se volvió a repetir el desglose de gastos en la revista).

  A día de hoy, hay miles de carreras por toda la geografía española y basta un vistazo a los precios para ver que algo no cuadra en la Behobia. 

  Voy a exponer dos casos: la Cursa de l'Amistat en Barcelona es una carrera de 16 kilómetros que atraviesa la Ciudad Condal desde el Castell de Montjuic hasta el Tibidabo. 900 corredores toman la salida cada año previo pago de una botella de agua y una bolsita de productos dulces o salados (cacahuetes, barritas, galletas...) que son entregadas a los mismos participantes como avituallamiento tras cruzar la meta. A parte de esta aportación propia, los organizadores (una pequeña tienda familiar de calzado deportivo llamada Mates) se las apañan para montar servicio de guardarropa con transporte desde la salida a la meta, avituallamiento con agua y Red Bull en el recorrido, avituallamiento en meta con patatas fritas, bizcocho, cortezas... regalos variados para todos los participantes (gel de ducha, actimel, libros, revistas...), servicio de masajes, funicular gratuito para bajar desde el Tibidabo, sorteo de regalos... 

  Está claro que es un caso puntual y especial, pero si una pequeña tienda es capaz de conseguir esto con el apoyo de los comercios de su barrio y los voluntarios, ¿qué no podrá conseguir una carrera con la repercusión de la Behobia?.

  El otro caso sería la Maratón de San Sebastián que se disputa dos semanas después y cuyo precio de inscripción en esta edición es sólo 4 euros más que los 40 que hay que pagar para correr en este 2014 desde la frontera de Francia hasta la capital guipuzcoana. En el caso de la media maratón que se disputa el mismo día, la inscripción es de 24 euros.

  La cuestión de los precios ya me estaba creando dudas sobre mi participación en la 50 edición de la prueba, pero ha habido un factor que me las ha disipado de golpe y que no es otro que el anuncio por parte de la organización de que el recorrido va a ser modificado.

El famoso pirata tendrá que cambiar de ubicación (su bandera se ve al fondo de la foto)

  La organización, en su comunicado, hace hincapié en diversos factores como que, de esta forma, se vuelve al recorrido original, que es más seguro para los corredores, que si se retiran lo tendrán más fácil para volver a Donosti, que no se deja "encerrados" a los vecinos de Lezo y Azkuene... Pero yo veo un motivo clave para este cambio: carreteras más anchas = más corredores = más recaudación.

  Todos los argumentos son muy bonitos pero la verdad es que se adelanta la salida a una recta, eliminando el ambientazo previo a la carrera que se montaba en la rotonda de Behobia; eliminan el sector más bonito del recorrido que discurre entre caseríos para sustituirlo por una larga y aburrida recta por una carretera nacional rumbo a un polígono; se cargan el tramo del puerto que aunque duro, también tiene su encanto; y nos privan de ese momento apoteósico que supone abandonar el puerto desierto y entrar en Trintxerpe para afrontar Miracruz con miles de personas a los lados del asfalto animando como locos.

  Sí, se recupera el recorrido original, pero se pierde el recorrido mítico que ha hecho que esta carrera se popularice de manera masiva, convirtiéndose, probablemente, en la carrera más conocida entre los runners del país. Si accedéis a las estadísticas de la propia web oficial de la carrera, veréis que en 1979, cuando se introdujo el recorrido que todos conocemos, tan sólo participaron 1021 corredores y podréis apreciar el aumento masivo que se produjo desde entonces.

  Yo lo tengo claro: Agur Behobia-SS! 

  Os invito a todos a hacer lo mismo para que el CD Fortuna reciba una cura de humildad. 

  Ojala (sé que no será así) no se agoten los dorsales.

P.D. La única pena que me queda es no haber conseguido bajar de 1:30. Algo que ya es imposible porque, como bien anuncia la organización, el cambio de recorrido anula todas las marcas conseguidas hasta ahora.

1 comentario:

  1. Espero que vuelvas a correrla!!
    Te dejo nuestra experiencia
    http://todoobedeceaunplan.blogspot.com.es/2015/11/algo-pasa-en-behobia.html

    ResponderEliminar