4 may. 2014

City Trail Barcelona 2014

  Sin duda alguna Montjuic es mi sitio preferido para correr en Barcelona. Vivo a menos de 500 metros de la montaña y me encanta correr por ella. 

  A veces, las más, tiro de aceras para recorrer subiendo y bajando los rincones del epicentro de Barcelona '92. Otras, por el contrario, utilizo caminos de tierra para llegar hasta el castillo y volver a bajar. Lo que nunca había hecho, hasta el domingo pasado, es aprovechar las muchas escaleras que hay para darles un poco de caña a mis piernas, pero ahí estaba Salomon para poner remedio a esto con la primera City Trail Barcelona.

Preparados en la línea de salida. El de azul que está en medio abajo soy yo

  El nombre deja bastante claro lo que nos íbamos a encontrar: una carrera de trail urbana. Un recorrido de 11,5 km (según la web) en el que podíamos encontrar de todo menos segmentos planos. Escaleras (muchas!), asfalto, tierra, adoquines, hierba... en un recorrido con constantes cambios de desnivel.

  A pesar de mi bajo estado de forma actual (estoy muuuuy vago) decidí probar en el sorteo de dorsales que organizó el Club Gr10 con la suerte de salir premiado, así que iba a tocar sufrir, pero como se suele decir: "sarna con gusto no pica" y los que me conozcan ya sabrán que soy un poco cabra y me gustan más las carreras con subidas y bajadas que las totalmente planas.

Tras las primeras subidas
  Con un día espléndido, ideal para pasear, pero no tanto para correr, nos juntamos algo más de 800 corredores en la línea de salida situada junto a las fuentes de Montjuic, entre los que se encontraba Tofol Castanyer, uno de los mejores Trail Runners del mundo con quien aluciné viendo su calentamiento; si ya era impresionante verle subir las escaleras a una velocidad de vértigo, más increíble fue verle bajarlas!!! Si yo intentara algo parecido, creo me me haría unos 137 esguinces en cada tobillo. 

  Se dio la salida a las 9:30 de la mañana y encaramos los primeros tramos de escalera desde las fuentes a la Plaza de las Cascadas con el MNAC sobre nuestras cabezas. Giramos a la derecha para, tras una pequeña explanada de tierra afrontar otro tramo largo de peldaños. Antes de poner un pie sobre los mismos, vi a los primeros clasificados que ya habían bajado lo que el resto estaba empezando a subir. 

  Tras esta subida y justo antes de volver a bajar hasta las cascadas vi por primera vez a mis padres y mi novia que me estaban animando. La verdad es que el recorrido está muy bien pensado ya que, desplazándote muy poco puedes llegar a animar a alguien hasta en 8 ocasiones!

Rumbo  a las Picornell
  La siguiente subida correspondía al último tramo de escaleras que desemboca frente al MNAC y tras rodear este edificio subíamos un poco más hacia las piscinas Picornell. Nuevamente tocaba descender, primero por la acera y un camino de tierra y después por otro tramo más de escaleras y por adoquines que nos conducirían a la hípica. 

  Aquí estaba uno de los tramos más duros ya que tocaba subir y bajar peldaños unas cuantas veces hasta encaminarnos hacia la Avenida del Estadio. 

  En esta larga rampa de asfalto nos cruzamos con los primeros clasificados lanzados en pleno descenso. Como curiosidad, comentar que entre los 10 primeros corredores había un Barefoot runner, o lo que es lo mismo, un tío corriendo descalzo!

  Encaramos esta misma recta hacia abajo tras rodear el Estadi Olimpic rumbo al edificio de INEF. Giro a la izquierda ya por la acera (hasta ese punto la bajada era por la calzada) y tras bajar un poco más volvíamos a subir entre la Torre de Calatrava y el campo de Baseball de Montjuic.

Bajando escaleras
  Tras unos metros sobre hierba blanda rodeando el campo volvíamos a descender dirigiéndonos al que, para mi, es el tramo más duro de la carrera y que coincide con lo más duro de la Cursa El Corte Inglés.

  En este punto se encontraba lo que, en mi opinión, fue el fallo más grande de la organización: el avituallamiento. Yo llevaba ya al menos un kilómetro esperando mi botellita de agua, pero, al estar el avituallamiento en una rampa dura, se hacía difícil beber, así que opté por seguir con la botella en la mano hasta el final de la subida y beber más tranquilamente en la bajada.

  Tras el tercer y último paso por la Avinguda del Estadi tomamos las escaleras hacia el MNAC y lo rodeamos nuevamente, esta vez por detrás, rumbo al Museu Etnologic. Escaleras en bajada, rampita en subida, escaleras en bajada, rampita en subida... y un buen tramo de peldaños en subida para volver a la Plaza de las Cascadas desde donde ya se veía la línea de meta.

Los primeros clasificados recorriendo el último kilómetro

  Tras un buen descenso por escaleras y pasar junto a la meta, teníamos que seguir hasta las torres de la Fira, dar media vuelta y volver en dirección a la fuente para encarar la recta de meta que, como era de esperar, incluía dos tramos más de escalera en ascenso, el segundo de los cuales se situaba a escasos metros del arco de llegada.

  Crucé la meta con un tiempo de 51:49 y me aprovisioné bien en el avituallamiento de meta para recuperar fuerzas. La verdad es que te podías saciar muy bien con agua, bebidas isotónicas, naranjas, fresas, coca, chuches, frutos secos...

Última bajada
  En cuanto al tiempo marcado en meta, me sorprendió mucho ya que, de ser la distancia la que se indicaba en la web de la carrera (11,5 km) significaba un ritmo medio de 4:28 el kilómetro, algo más que imposible con mi estado de forma actual y un recorrido como éste. Al mirar los datos de mi GPS vi que éste marcaba una distancia inferior a 10 km, con un ritmo medio de superior a 5 minutos el kilómetro, algo que me cuadraba mucho más.

  Sea como fuere, acabé muy contento ya que supe regular bien mis fuerzas para acabar con la sensación de poder haber apretado un poquito más en la parte final, pero sabiendo que era muy poco lo que podía haber apretado.

  Ya sólo quedaba recoger la camiseta conmemorativa de la carrera (me gustó más la de chica, blanca y roja, que la de chico, negra) y poner rumbo a casa para darme una buena ducha y descansar.

  Para todos aquellos a los que les aburran las rectas y disfruten subiendo y bajando, os recomiendo que alguna vez toméis parte en esta carrera diferente.

Muerto pero contento tras cruzar la meta

No hay comentarios:

Publicar un comentario